En el momento que decidimos desarrollar un Plan de Empresa debemos ubicarnos en las situaciones en las que posiblemente nos podemos encontrar en el futuro, en relación con la gestión y desarrollo de nuestra empresa. De esta manera es necesario que reflexionemos no sólo en lo inicial, sino en cómo prevemos que evolucionará la misma.

Es importante tener claro que un Plan de empresa para un emprendedor es una pieza clave de administración, y que para tener éxito debes dedicarle el tiempo necesario para proyectarlo de la manera más cercana a la futura realidad de lo que nuestra compañía será. Y recuerda, no es que adivinamos el futuro, prevemos escenarios probables de nuestra empresa. Una estrategia empresarial es la medio en que una entidad define cómo creará valor. Se trata de qué se debe hacer y cómo hacerlo. La estrategia define la labor y recursos a emplear para cumplir con los objetivos que hemos planteado preliminarmente.

Desarrollamos 3 tipos de estrategias corporativas dentro de su plan de acción :

1.- Estrategias corporativas: Es una estrategia que se establece a largo plazo, y se realiza de acuerdo al cómo, dónde y con qué valores ejercemos nuestra actividad, y determina los propios valores de la empresa y no se tiene en cuenta a la competencia. Esta estrategia definirá parámetros elementales como la misión, la visión, el mercado, la cultura y los valores de la empresa. Es decir, determinará quienes somos, a quién nos dirigimos y cómo hacemos nuestro trabajo.

2.- Estrategias competitivas o de negocio: Esta estrategia se establece a mediano plazo y debe estar alineada con la estrategia corporativa. son las que definen cómo vamos a competir en la industria a la que nos vamos a especializar. A diferencia de lo que ocurre con la corporativa, en la estrategia competitiva analizaremos cómo funcionan los competidores. De acuerdo al comportamiento de cómo se muevan los demás, moveremos las piezas de nuestra estrategia.

3.-Estrategias funcionales u operativas: Estas estrategias se diseñan a corto plazo y se concentran principalmente en cómo utilizar y aplicar los recursos y habilidades dentro de cada área funcional de cada unidad estratégica, con el fin de maximizar la productividad de dichos recursos, estas estrategias deben estar alineadas con la estrategia corporativa y la de negocio.

Es fundamental que cualquier pequeño proyecto empresarial tenga definida su estrategia corporativa y sus estrategias de negocio para poder emprender sus estrategias funcionales u operativas y lograr los objetivos que esta se plantee.

Si te gusta este tipo de artículos podrás encontrar más en nuestro Blog con los tips necesarios a la hora de emprender un proyecto empresarial. Ingresa y Comunícate con nosotros en el siguiente enlace www.paratodos.co

Bitnami